ENTREVISTA A PEPE MORENILLA


             Armillero de nacimiento y de vocación, José Rodríguez Cantos,( popularmene conocido como  "Pepe Morenilla") no ha dejado de reflejar a través de una cámara de fotos la vida de un municipio que, como muchos otros de su entorno, ha evolucionado de una forma espectacular hacia la modernidad. Pese a estos datos, puede que haya muchos lectores que no sepan qué persona es realmente de la que hablamos. Sin embargo, si decimos que el protagonista de esta entrevista es Pepe Morenilla, sobran las presentaciones puesto que Pepe es suficientemente conocido por la sociedad armillera desde hace décadas.

¿Por qué le gusta tanto la fotografía?
Porque mi hermana me inculcó esa afición. Ella tenía una cámara Werlisa, una de las pocas que había en el mercado, y en 1957 jugando yo en el Arenas, me traje la máquina para hacernos unas fotos. A partir de ahí, se la pedía constantemente para hacer reportajes. Luego, ya tuve una cámara Olympus que tenía una carga de películas que se cargaban en Granada, y por ejemplo, si hacías unas 10 fotos necesitabas 40 centímetros de película.

Con tantos reportajes que ha realizado, ¿tendrá un magnífico archivo fotográfico?
Sí, tengo muchas fotos de distintas épocas y clasificadas en álbumes por temáticas. También he dado fotografías a la gente que me pedía y, si no tenía más copias, estas personas me las han cedido para exposiciones.

En estos años también su cámara ha sido testigo del cambio que ha tenido Armilla
Evidentemente, todo ha cambiado mucho en Armilla y también ha cambiado la gente porque el progreso de las mejores de vida ha sido notable. Pero también creo que este progreso no ha beneficiado tanto al comportamiento de las personas. Antes había más vecindad y amistad, y teníamos una vida más sana. La gente era sencilla y había más sinceridad y solidaridad entre todos. Ahora hay mucho menos de todo esto y más problemas entre la gente.


¿Qué recuerda especialmente de la vida de Armilla hace unas décadas?
Recuerdo los corros de gente que se formaban en las casas en las que había radio, que eran muy pocas. Antes había pocos entretenimientos y la radio fue todo un acontecimiento. Sobre todo cuando emitían la radionovela ‘Ama Rosa’ y todos los vecinos iban a escucharla a las casas donde había radio. Yo era muy travieso y recuerdo también quitar los plomos de la luz para desconectar el aparato y la gente se tenía que ir a otras casas a escuchar la radio.

¿Cómo ve el municipio ahora?
Armilla ha prosperado mucho y sobre todo gracias a muchos de sus habitantes, que han sido valientes para hacer crecer al pueblo. Armilla es hoy uno de los municipios que más se nombran y el cuarto en la provincia en número de habitantes. Ha ganado mucho en relevancia.

¿Y qué proyectos tiene usted como cronista gráfico de Armilla?
Estoy a disposición de quien quiera organizar una exposición con mis fotografías y poder mostrar el archivo que tengo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada